Proyecto Global Pastoral: Hacia un proyecto pastoral de Nación

Pbro. Arturo Arana López, Vicario de Pastoral

 

La situación social de nuestra patria está marcada por la creciente y acelerada pobreza que junto con la violencia han afectado crudamente a las familias en todos los rincones del país. Pareciera que hasta se han institucionalizado, pues no sólo se mira como algo “cotidiano”, sino que entre los responsables de esta situación se encuentran funcionarios e instituciones públicas. Y pareciera que también la impunidad es “normal”, y por supuesto la corrupción por doquier. Además, impera en México un sistema neoliberal que devora no sólo nuestro propio mercado, sino también nuestra identidad cultural.

Ante la mirada de Jesús y de la Virgen María

El Papa Francisco, en su visita a México, no sólo nos acarició por nuestros valores, sino que también tocó las llagas, las fibras más sensibles, las realidades más urgentes de nuestro pueblo empobrecido material y espiritualmente. Y en su encuentro con los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano, reunidos en la Catedral Metropolitana el 13 de febrero del año pasado, los instó a realizar un “serio y cualificado proyecto pastoral” ante los intensos y complejos desafíos de la Iglesia en México y en el mundo. Tal “proyecto pastoral” ha de estar inspirado en la mirada compasiva de Jesús y la mirada tierna de Santa María de Guadalupe.

Un proyecto pastoral que urge

En cada diócesis mexicana ha de existir un Plan de Pastoral, e incluso proyectos pastorales comunes en las Provincias Eclesiásticas, pero ahora más que nunca urge un proyecto nacional de pastoral en el que converjamos todos los cristianos y personas de buena voluntad para reconstruir el tejido social. No se trata de hacer a un lado nuestros planes diocesanos o proyectos provinciales, se trata de un “Proyecto Global Pastoral” abanderado por los obispos de México y elaborado por todos en la Iglesia desde nuestras realidades socio-culturales y experiencia religiosa. Desde nuestros planes diocesanos, que mucho pueden aportar y también mucho se pueden enriquecer, o al menos actualizar y dinamizar con este Proyecto Global Pastoral (PGP).
La Diócesis de Tepic abraza también este PGP, en comunión y participación con la Iglesia Mexicana; y desde nuestro proceso diocesano, que va marcando el Plan Pastoral vigente desde su proclamación en 2010. Será sin duda una ocasión para reavivar el dinamismo y creatividad pastoral en las parroquias de nuestra Iglesia nayarita y jalisciense.

Con mirada profética

Los obispos han querido situarse principalmente en el presente, pero queriendo ser visionarios a mediano y largo plazo, y recogiendo también del pasado la experiencia religiosa del pueblo mexicano, sobre todo contemplando el acontecimiento guadalupano para iluminar los desafíos del presente y el futuro de la Iglesia en México.
Finalmente, esta exigencia papal, porque también lo es, se denomina: Proyecto Global Pastoral 2031-2033. “Mirar lejos, ocupándonos de nuestros desafíos actuales, inspirados en Jesucristo nuestro redentor y Santa María de Guadalupe”.

Con la participación de todos

La elaboración de este PGP se ha ido realizando poco a poco en las Asambleas de los obispos, de los Vicarios de pastoral y con las Comisiones y dimensiones nacionales de pastoral. Y durante la segunda quincena de septiembre y casi todo octubre, se ha estudiado y respondido un instrumento de socialización y consulta a la base. En nuestro caso particular de Tepic, por el momento ha llegado hasta los decanatos, algunos religiosos y religiosas, y a laicos de las Comisiones Diocesanas y equipos coordinadores de Movimientos a nivel diocesano. Se buscará la estrategia durante el 2018 de llegar a todas las comunidades parroquiales.

You might also like More from author

Comments are closed.