Hacia el Sínodo de los Obispos

Pbro. Arturo Arana López, Vicario de Pastoral

El pasado mes de enero el papa Francisco nos presentó el Documento Preparatorio para la XV Asamblea general ordinaria del Sínodo de los Obispos, a realizarse en octubre de 2018 con el tema y título: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Participación de la Diócesis de Tepic

En nuestra Diócesis de Tepic, las Comisiones de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes, junto con la Pastoral Vocacional, han desarrollado un importante aporte; sin embargo, éste puede enriquecerse con la participación de todos en la Iglesia, e incluso acudiendo a la opinión de quienes no militan nuestra fe pero que están interesados en el tema juvenil en cuanto al proyecto de vida y sus implicaciones.

Como en los dos anteriores sínodos de los obispos en Roma, hemos convocado desde la Vicaría de Pastoral, por indicación de monseñor Luis Artemio Flores, a realizar el estudio y discusión de dicho documento preparatorio, que se encuentra en la página oficial del Vaticano.

Un documento que hay que conocer

¡Ya estamos en sínodo! Podemos exclamarlo así, pues este documento es ya el planteamiento fundamental que hay que conocer, y a partir de allí sumarnos con aportes objetivos que el papa Francisco solicita a través del cuestionario que el documento presenta al final.

Los aportes que llegan a Roma por medio de las Conferencias Episcopales que compendian los aportes diocesanos, o bien vía directa de personas y organizaciones, son sistematizados y dan origen a lo que se llamará “Instrumentum laboris”, que será la materia prima para el desarrollo central del Sínodo de los Obispos, que si bien así es llamada la Congregación pontificia promotora, los participantes son no sólo obispos, sino también presbíteros, diáconos, religiosos y laicos de varios estados de vida y todos representantes de los cinco continentes, conocedores del tema central en cualquiera de sus aspectos; en este caso de la juventud y su realidad sociocultural, el ejercicio de su fe, el acompañamiento en el discernimiento, la orientación vocacional, el proyecto de vida y su proyección juvenil en todo el mundo.

El objetivo: dinamizar la misión de la Iglesia

Los pasados Sínodos –el de la Familia, y antes el de la Nueva Evangelización– fueron la ocasión para dinamizar esos dos rubros en la Iglesia, dando como resultado las exhortaciones apostólicas “postsinodales” Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia. Nuestra participación también fue previa en estos dos Sínodos a través de su respectivo Documento preparatorio o Lineamenta, y los oportunos resultados que en su momento se enviaron a la Conferencia del Episcopado Mexicano de parte de quienes sí respondieron aquellos cuestionarios y los hicieron llegar.

¿Qué es un Sínodo de Obispos?
Un Sínodo de Obispos es, en términos generales, una asamblea de obispos convocados por el Papa y escogidos de las distintas regiones del mundo, y tiene como tarea ayudar al Romano Pontífice en el gobierno de la Iglesia Universal dándole su consejo. En cuanto institución permanente fue creada por el Papa Pablo VI el 15 Septiembre de 1965.

Es el Sumo Pontífice quien convoca el Sínodo, elige el tema a tratar, designa a sus miembros, preside él mismo la asamblea –o designa al presidente– y recibe las sugerencias presentadas por los obispos.

Durante las asambleas sinodales, el Santo Padre y los obispos tratan ordinariamente cuestiones relativas a la Iglesia universal, aunque también pueden referirse a las Iglesias particulares.

 

Es importante participar también en este Sínodo mundial y hacerlo con alegría y esperanza desde nuestra fe cristiana, con la mirada puesta en Jesucristo y el Reino que está aconteciendo cuando buscamos y hacemos la Voluntad de Dios. Recordemos que la opción por los pobres y los jóvenes hecha en Puebla no ha caducado; más aun, la ha confirmado Aparecida y hoy nos la actualiza el papa Francisco al elegir este tema.

Invito a toda le feligresía y a personas de buena voluntad a participar en este trabajo pastoral que de inmediato puede dinamizar nuestra Pastoral Juvenil y Vocacional en esta Diócesis de Tepic, si así lo queremos. La fecha para recaudar los cuestionarios contestados es durante la última semana de octubre, y preferencialmente por medio de los padres decanos a la que corresponde tu parroquia.

You might also like More from author

Comments are closed.